Radio Mambí: Esa, no es cubana

La pupila insomne

Edmundo García

En el número impreso del periódico El Diablo Cojuelo, dos jóvenes patriotas que se rebelaron contra la servidumbre de la prensa en la Cuba colonial escribieron: “El Diario de la Marina tiene desgracia. Lo que él aconseja por bueno, es justamente lo que todos tenemos por más malo.” Esos jóvenes, que no eran otros que José Martí y Fermín Valdés Domínguez, no podían quedar  pasivos ante un periódico poderoso que sin embargo se proyectaba respecto a la independencia de Cuba como si fuera

Ver la entrada original 2.985 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: